“Hay que jugársela, hay que crear”


Alexander González Yanes, director de Paso Firme,

Alexander González Yanes, director de Paso Firme

Por José Julián

Alexander González Yanes puede resultarnos un loco romántico de esos que andan por la vida y creen en lo que hacen. Lleva a cuestas un bajo con el que hace hervir la sangre que corre por nuestras venas. Es el mismo instrumento que en sus inicios acompañó a la cantante Tanya Rodríguez y que estuvo en el grupo Moncada de 1994 hasta 2001. De giras por varios países con el legendario grupo conoció el reggae. “Esa música me resultó muy curiosa por todo el mensaje de amor que transmitía” me comenta, hasta que el 20 de septiembre de 2001 creó Paso Firme para imprimirle al género su marca personal y cubana.

“Decidí salir de Moncada e incursionar en el reggae. Emprendí el proyecto con músicos autodidactas que conocían el género. Existían otras bandas como Tierra Verde, Herencia, pero creo que ayudé un poquito a ese impulso profesional.

Hicimos cosas muy interesantes hasta el 2007 cuando nació mi hija  y me dediqué a criarla. Esa fue una de las causas por las que regresé a Moncada. Tenía problemas económicos. Vendí hasta mis instrumentos. En aquel momento no había lugares como ahora para tocar y ganar un poco de dinero. Fueron momentos muy difíciles y ahora estoy regresando de nuevo. Nunca detuve Paso Firme, pero ahora sí le voy a poner con todo.”

Y Alexander no solo parece decidido, sino que le parece este el instante preciso:

“Hay una saturación en la música y este es el momento de avanzar. La gente tiene mucha incertidumbre de qué va a suceder con su vida económicamente y creo que este es el momento de revivir de nuevo a la banda y brindarle a la gente un poquito de alegría. Cuando no se puede es cuando se puede hacer para mí”

Es un buen momento para su proyecto, pero aún así no deja de preocuparle el contexto musical actual.

“La música cubana debe extenderse un poquitico más, pues ahora mismo nos hemos quedado en el reggaetón y la música electrónica. Cuba no es eso. Nuestra isla ha sido siempre la tierra de los músicos. No sé de quién es la culpa y no sé quién pueda tenerla, pero debemos tratar que los niños tengan un bongó, un instrumento musical para que amplíen su espectro sonoro.”

¿Y no crees que el reggaetón sea parte de esta tierra de músicos?

Los que hacen reggaetón trabajan muy bien, esa gente pincha fuerte y se aprovechan de lo que uno no se aprovecha. El reggaetón es un fenómeno neoliberal, detrás de él hay mucho billete porque hace falta que la gente no piense y de alguna forma había que distraer la mirada de los movimientos en Latinoamérica y qué mejor forma que el reggaetón.

Muchos de los que hoy hacen reggaetón tenían ganas de decir otras cosas, pero las circunstancias lo llevaron a decir todo lo contrario. El reggaetón ha desmontado la cultura cubana.

Fuiste Premio Cuerda Viva 2006 en la categoría de Música Alternativa  ¿cuán alternativa crees que es la música que promueve Paso Firme?

Es la alternativa a la alternativa. A mí lo alternativo no me dice nada, como la palabra fusión tampoco. La música que se comenzó a llamar alternativa ya se ha convertido en lo mismo de siempre. El mensaje es lo que importa, la alternativa que se le transmite a la gente, pero no como música alternativa.

La filosofía reggae defiende mucho a la mujer, a la raza negra, a cualquier raza que sea oprimida y no estamos ajenos a ello.

Siempre ha existido una confusión sobre reggae y droga y quiero retomarlo aquí. Reggae no es sinónimo de marihuana, no tiene nada que ver una cosa con la otra. La cultura de nosotros no es sinónimo de droga.

El alcohol está en todos lados y está acabando con los cubanos en todas las esquinas. Se vende mucho alcohol,  todos los lugares tienen alcohol y eso no se está mirando. Hay mucha gente en la calle con problemas de alcoholismo y nadie se detiene en eso.

¿Cuáles son tus planes en un futuro inmediato?

Grabar y promover.

¿No temes a verte en la necesidad de regresar a Moncada?

Volví a Moncada aquella vez porque Jorge Gómez, su director, también tenía problemas con los músicos y hubo entre nosotros una ayuda recíproca. Él siempre respetó mi proyecto, pero esta vez no hay retorno. Quiero correr mi suerte con la gente que ha esperado por mí. Quiero seguir, quiero indagar, quiero hacer música latinoamericana también. Me interesa el sur de verdad. Tengo 38 años y si no lo hago ahora cuándo va a suceder. No puedo rendirme ni acomodarme a que todo me caiga del cielo. Hay que jugársela, hay que crear.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s