La Herrera de la canción latinoamericana


Liliana Herrero, la herrera de la canción latinoamericana

Liliana Herrero, la herrera de la canción latinoamericana

Por José Julián

Siento una profunda nostalgia por no haber escuchado en vivo y en directo a Mercedes Sosa. Pero cuando escucho a Liliana Herrero todo cambia. Dos mujeres tan parecidas desde su voz y desde lo que sienten, que cuando oigo a una me parece escuchar a la otra.

El lunes 4 de marzo en Casa de las Américas tuve el placer de volverme a encontrar a Liliana Herrero. Cuando vino en el 2011 quedé sencillamente enamorado de su voz, de su pasión. No sabía que Mercedes Sosa había dejado una herencia tan fidedigna. Para Liliana Herrero es profundamente conmovedor pronunciar el nombre de Mercedes Sosa.

En este segundo encuentro Liliana vino acompañada de su banda. Pedro Rossi, su guitarrista, repetía junto con ella. Aquella primera vez le escuché canciones que ya Mercedes me había cantado, pero disfruté otras que me hicieron enamorarme de ella y buscar desesperadamente sus canciones; lo que me costó bastante trabajo pues muy pocos conocían de Liliana Herrero.

Liliana volvió a Cuba ya no solo para presentarse en La Habana. En esta ocasión Villa Clara, Trinidad, Matanzas fueron testigos de sus milongas, de sus chacareras. Conoció los poemas de Carilda Oliver Labra que estoy seguro no se demorará en musicalizar alguno en su regreso a Cuba.

También tuvo el placer de haber conocido, quizás antes de llegar a Cuba, al joven fotógrafo Kaloian cuyas fotos fueron parte del concierto en Casa de las Américas.

El tiempo está después, Canción para Julia, Si vas para Chile, Bagualerita estuvieron entre los temas que Liliana cantó. Y no solo con su voz, ella es la canción que canta y en momentos es la canción quien la canta a ella.

En cada melodía la cantora argentina calienta la canción hasta ponerla en su mayor temperatura, le imprime golpes con su voz a cada verso hasta lograr convertir cada estrofa en la pieza perfecta. Sus canciones no tienen molde, ella las canta y cada cual la asume como quiera.

Lo que si no se puede ir es en contra de su espíritu porque una mujer que está segura de que Cuba, Argentina y Latinoamérica van por más, canta versos que convierte en herraduras para los caballos de los libertadores que aún andan por ahí, forja las armas de quienes no quieren más una América Latina saqueada, pone sobre el yunque el odio de sus hermanos y lo hace desaparecer.

La herrera de la canción latinoamericana cerró su gira por Cuba con Confesión del viento y dicen que volverá posiblemente para el próximo año. Ya la espero ansiosamente porque sus grabaciones nunca serán superiores a escucharla en vivo y en directo en Casa de las Amé

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s