Grazziela Pogolotti y la Cuba del futuro


Graziela Pogolotti en magistral conferencia durante el evento Pensamos Cuba

Graziela Pogolotti en magistral conferencia durante el evento Pensamos Cuba

Por José Julián

Graziela Pogolotti aprovecha el momento de las preguntas para encender un cigarro. A cada chispazo de la fosforera andan las palabras de las preguntas que le hacen. Esta vez ha sido el contexto del evento Pensamos Cuba donde ha impartido su magistral conferencia. Son muchos quienes asisten, hasta el ex ministro de cultura Abel Prieto se ha llegado al Salón de Mayo del Pabellón Cuba para escucharla.

Antes de las preguntas la Pogolotti ha dejado algunas verdades que si bien no son absolutas, al menos son certeras. Ha dicho que la cultura no es solo la creación artístico-literaria, sino también el modo de pensar, las costumbres, lo que somos integralmente.

Sobre los cambios que Cuba vive afirmó que estos implican nuevos desafíos  para los escritores, artistas e investigadores.  Y hablar de cambios es hablar de participación a lo que ella agregó que este problema es algo a resolver y que su progreso depende de la voluntad de cada quien y que un sujeto consciente es importante y que su cultura es parte de su espiritualidad.

Afirmó que el cambio de mentalidad es uno de los problemas más difíciles que debemos afrontar en los escenarios actuales y expresó que quienes intentan definir ese cambio también deben cambiar de mentalidad.

“Uno de los cambios de concepto de mentalidad tiene que ver con transformar nuestra tradición vertical con una relación transversal desde el punto de vista institucional que diseñe alianzas, cooperación con todos aquellos que tienen que ver con la cultura.

No puede ser un diálogo reducido a la autofagia, sino favorecerlo con los investigadores de las ciencias sociales para poder formular las preguntas y encontrar las respuestas adecuadas”.

Señaló la importancia de crear proyectos interdisciplinarios y tener en cuenta la economía de la cultura para poder solucionar los problemas que tenemos.

Del mensaje artístico dijo que este no es unidireccional pues en la recepción del público se multiplica. Público que según Grazziela se construye a través de un empeño donde tienen que estar unidas las fuerzas en el espacio público. “Nuestros medios de comunicación masiva deben estar unidos” puntualizó.

Acerca del proceso de congreso que vive la Asociación Hermanos Saíz enfatizó en las comisiones que se organizan como espacio de análisis y antesala de propuestas que deberían ser tomadas en cuenta.

Después de su larga charla, llega el momento de las preguntas. Graziela enciende su cigarro, se siente el olor en la sala. Las preguntas vienen de todos lados. Antes de finalizar la ronda de preguntas Graziela ya ha terminado de fumar. Es como un ritual en cada conferencia que ofrece: el cigarro y las preguntas.

Pensar Cuba lo mejor posible, sin cometer errores. Pensarla desde todos los puntos de vista posibles y donde todos participen y estén conscientes de lo que ello implica. En casi tres horas Grazziela ha ofrecido algunas pistas de cómo pensar esa Cuba, también ha dejado muchas preguntas como pistas que nos obligan a responderlas antes de que pasen años sin respuestas prudentes.

Es el momento de pensar nuestra isla para que los cambios que vengan garanticen por encima de todo la soberanía nacional.

Abel Prieto se deleita con Grazziela Pogolotti

Abel Prieto se deleita con Grazziela Pogolotti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s